Higiene bucodental

higiene bucodental

Mantener una buena higiene bucal es clave para evitar problemas en los dientes y sobre todo, en las muelas del juicio.

Como hemos mencionado a lo largo de este sitio, muchos de los dolores o problemas que afectan a nuestros cordales provienen de una mala limpieza dental. De hecho, una de las principales causas de la pericoronitis es que, al no tener una buena higiene bucodental y no lavarse los dientes con suficiente frecuencia, restos de alimentos se acumulan entre las muelas, provocando una infección en la encía y una posterior extracción de la muela involucrada.


Un correcto uso del cepillo y el hilo dental, ayudará a eliminar la placa de los dientes y así promover la salud bucal. Sin embargo, si se usa incorrectamente, estos productos pueden dañar las encías.

Para evitar mayores inconvenientes, recomendamos seguir los siguientes consejos para cepillarse los dientes:

Elección del cepillo de dientes

No todos los cepillos son iguales, ni sirven para los mismo. Aunque existen diferentes tipos de cepillo, lo importante es que todos se encuentren en buen estado. Se recomienda utilizar un cepillo con pelos sintéticos, y siempre que se pueda, que sea suave.
Cuando la escobilla comienza a doblarse hacia los lados, es señal de que es necesario un cambio.
Generalmente, se recomienda comenzar a utilizar un nuevo cepillo cada 3 meses.

como cepillarse los dientes

Como cepillarse los dientes

Como ya mencionamos, un buen cepillado dental es clave para eliminar la placa dental y otros desechos de los dientes. La placa dental es uno de los principales inconvenientes para mantener una correcta salud bucal.
Colocar el cepillo con los pelos a 45º de los dientes y deslizar la punta del cepillo por debajo de las encías.
Al mover el cepillo, debemos sacudir los pelos suavemente, para eliminar así toda la placa que crece debajo de las encías.


Debemos cepillar los 3 lados de los dientes y muelas: el lado exterior, el lado interior de los mismos y la superficie que mastica.
Para los dientes frontales debemos cepillar también la superficie interior de las mandíbulas tanto superiores como inferiores, inclinando el cepillo verticalmente y golpeando hacia arriba y abajo con la parte delantera del cepillo sobre encías y dientes.
Cepillarse la lengua también es necesario ya que muchos desechos y bacterias que provocan mal aliento quedan alojadas ahí.
Es recomendable realizar un cepillado de dientes al menos una vez al día, aunque si pueden ser dos o tres veces diarias mucho mejor. A la noche, previo a irnos a dormir, debemos intentar no olvidarnos nunca de realizarnos el cepillado.
Un correcto cepillado debe durar mas o menos 3 minutos, así que a no apresurarse.
No presionar los pelos del cepillo demasiado fuerte contra los dientes y muelas, ya que provoca que las encías se retraigan y se desgaste la estructura del diente, condiciones que pueden derivar en sensibilidad dental.

Como usar el hilo dental

El uso del hilo dental es clave para mantener una buena higiene bucal. La función principal del mismo es atacar las áreas que el cepillo de dientes no puede alcanzar.

como usar hilo dental
Para utilizar correctamente el hilo dental, corte un trozo de unos 40-50cm y envuélvalo alrededor de los dedos medios de las manos.
Tomando el hilo con fuerza, coloquelo en el espacio que hay entre las piezas dentales. Cuando el hilo toque la encía, gire el hilo en forma de C y suavemente deslicelo en el espacio entre la encía y el diente hasta que sienta una presión.
Raspar suavemente el costado del diente. Repetir con todos los dientes, haciendo énfasis en las muelas.
No utilizar siempre la misma parte del hilo, si no que ir utilizando los sectores limpios del mismo luego de dos o tres dientes.


Si es una persona que no tiene mucha habilidad en los dedos, no se desanime. Seguramente con la practica ira mejorando. Lo importante es llevar a cabo el procedimiento para mantener su boca bien higienizada.
Recuerde que debe utilizar el hilo dental suavemente, ya que de lo contrario pueden lastimarse y sangrar las encías. De hecho, es probable que, aun haciendo un buen procedimiento, las encías le duelan y sangren los primeros días que utilice el hilo.

Si estos consejos no son suficientes para su salud bucodental, o percibe que aun haciéndolo su boca no se higieniza del todo, le recomendamos visitar cuanto antes a su dentista.

¿Te ha gustado este artículo? Ayúdanos a compartirlo en las redes:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone